Centro de Yoga Carmen

- Nuestro Centro -

Pequeña historia del centro de Yoga Karmen

Con el nombre de Karma, el centro se inauguró el día 10 de septiembre del año 1994, de forma tímida empezó a dar sus primeros pasos, sí, porque era el primer centro que se abría en Getafe, aunque mi profesor ya impartía clases en un centro cívico, y fue gracias a su apoyo e ilusión que yo me atreví a ofrecer esta vía de autoconocimiento a todo aquel que quisiera iniciarse.

Estaba en el número 6 de la calle General Pingarrón y allí pasaron 10 años.

Por la relación con mi nombre, un día decidí cambiar Karma por Karmen, aunque en realidad no cambió nada.
Las personas fueron llegando, unas probaban, se lo había aconsejado el médico, no sabían en qué consistía el Yoga, pero tenían ansiedad o depresión. tenían sus dudas, ya que del Yoga la idéa que se tenía entonces era un poco negativa y relacionada con grupos sectarios. Una vez allí, comprobaban que todo estaba dentro de lo normal, tal y como ellos lo entendían, y unos se quedaban poco tiempo y otros continuaron hasta hoy.

Al cabo de 10 años, el centro se trasladó a la calle San Vicente número 3, también en Getafe, y aquí continuamos. Las personas ahora preguntan por escuelas, formas de practicar, beneficios, etc. han sabido por otros, han visto en la TV, hay revistas. El Yoga forma ya parte de la vida ciudadana como una disciplina dentro de otras muchas actividades, aunque la mayoría sigue buscando relajación en esta época de grandes movimientos, tanto externos como internos. Y aquí seguirá mientras así lo requieran las inquietudes de las personas que lo necesiten, mientras la Energía de la que todos formamos parte lo sustente.

Durante el curso 2016/2017, mi sobrina Beatriz se ha unido al proyecto siguiendo mis pasos en el trabajo de Yoga. Ella ha sido alumna mía desde el año 2003 y ha podido comprobar a través de distintas etapas de su vida (lesiones, embarazos, etc.) cómo ésta disciplina le ha sido de gran utilidad, pasando a integrarse en ella de forma natural.

Además de formarse como profesora de Yoga para adultos, se encuentra profundamente comprometida e interesada en el trabajo desde la primera infancia, para lo cual se ha instruido e imparte actualmente una clase específica para niños pequeños.

Gracias a todos los alumnos que hacen posible esta labor, sin ellos no hay centro. Y gracias a todos los que han contribuido a su construcción tanto material como espiritual. Maestros y Guías.

Logo